Amerika Square representará a Grecia en los Óscar

En España es distribuida por CADA FILMS

El segundo largo de Yannis Sakaridis, Amerika Square que se estrenó en el Festival de Busan y recibió el Premio Fipresci en Tesalónica,a la par que el Premio de la Academia Griega de Cine y es la candidata al Óscar a mejor película extranjera.

1478790285035_0570x0400_1478790315630Amerika Square gira en torno a tres protagonistas que viven en el mismo edificio, cerca de una de las plazas principales del centro de Atenas. El tatuador de 40 años Billy (Yannis Stankoglou) se enamora de Tereza, que es de origen africano y quiere mudarse a Francia. Nakos (Makis Papadimitriou) está en paro, vive con sus padres y se inspira en películas para sus maquinaciones racistas contra los inmigrantes. Finalmente, Tarek (Vassilis Koukalani) es un refugiado sirio que busca un modo de huir a Alemania con su hija.

El drama aborda todos los problemas a los que Grecia se ha enfrentado en los últimos años, incluyendo la crisis financiera y la de los refugiados. Amerika Square ha sido elegida por un comité especial nombrado por el Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia.

Amerika Square fue escrita por Sakaridis, Vangelis Mourikis y Yannis Tsirbas. Es una coproducción griega, británica y alemana de Sakaridis (Ilioupolis Films), junto con Venia Vergou, George T. Lemos y Nikkos J. Frangos (Marblemen Productions Ltd), y contó con el respaldo del Centro de Cine Griego.

La distribución en España se realizara por CADA FILMS , empresa andaluza , que actúa en todo los procesos de la industria del cine

 

Articulos de Hollywood Report y Cine Europa)

 AMERIKA SQUAR

por Deborah Young en Hollywood Report

(Traducción automática)

La captura no sólo el dolor del drama de la inmigración de Europa, pero la degradación de Grecia en medio de los estafadores y los locos, Amerika Square ( Plateia Amerikis ) de largo será recordado por su escalofriante retrato de un racista enojado, privados de derechos que se dirige a los inmigrantes de envenenamiento para que sean “ volver de donde vinieron.”el, tiempo fuerte historia de inmigrantes ilegales angustiante podría estar recibiendo un poco demasiado familiar para tener mucha mordedura en la taquilla, pero este drama dirigido con claridad y compasión por Yannis Sakaridis debe ser bien apreciado por el público del festival . Se obtuvo el premio Fipresci en Tesalónica.

Sakaridis trasladó de una carrera de edición a la dirección con pato salvaje (2013), un drama de espionaje telefónico con connotaciones políticas. En su segundo largometraje, empuja hasta el límite las cuestiones sociales y morales que surge de cómo los europeos responden a la marea humana de la inmigración. El liberal y el xenófobo se muestran como amigos entre sí, lo que sugiere que la actitud de uno a la inmigración no está ligada a la clase y es una respuesta individual.

004Nako (la clave baja, realista Makis Papadimitriou) es un schlump frustrado, parados que todavía vive en casa con mamá y papá. En una voz en off sardónica, que enumera todos los extranjeros que viven en su edificio. Vienen de todas partes del mundo y, a su juicio, falta todo el vecindario. Por el contrario, las imágenes muestran, gente amable normales de sus labores. propio perfil psicológico de Nako es bastante sombría, descrito en unos pocos trazos de corte que muestran un conflicto de larga duración con su padre y una incapacidad crónica para encontrar un trabajo. Si en un principio bordea el cómic, se vuelve muy serio cuando se trama un plan para hacer pan casero mezclada con estricnina y colgarlo en bolsas de cubos de basura para tentar a los hambrientos y sin hogar. Él se dirige a los inmigrantes, pero vagabundos matando sin duda sería aceptable, también.

En una relación tan débil que parece conveniencia narrativa pura, el nerd Nako entretiene una amistad casual con el artista ultra-fresco del tatuaje Billy (Yannis Stankoglou), a pesar de que está en contra de los tatuajes. Igualmente ligera es la manera Billy se enamora de una cantante de club nocturno bastante africana (Ksenia Dania) hasta el punto de entrar en conflicto con su protector gángster y finalmente sacrificar todo por ella. No sólo no es suficiente motivación para su comportamiento extremo. Pero cuando él está de acuerdo a tatuar “rechazo hundirme” sobre la decoloración de la niña “Propiedad de Mike “, que es una declaración de la liberación de los dos.

 

Tarek, juega con la inteligencia y la intensidad nerviosa por Vassilis Kukalani, es el personaje más fascinante. Una clase media sirio huye de la guerra con su pequeña hija (final del fondo), que está ansiosamente buscando pasaje a Alemania. Su “agente de viajes” es Hassan, que describe las diversas rutas y precios (balsa, barco privado, avión) con una precisión inquietante. Tarek opta por el transporte aéreo con pasaportes falsos, pero las apuestas se elevan cuando está separado de su hija en una prueba de voluntades desigual con las “autoridades”.

A pesar de sus inconsistencias, Amerika plaza es en general una de las mejores películas europeas hasta la fecha sobre el tema de la inmigración en todas sus consecuencias dolorosas. Nako y Tarek, que sólo cumplen brevemente en la película bajo el más extraño de las circunstancias, representan dos fuerzas diametralmente opuestas que amenazan con desbordar el orden social. La única pregunta en este momento es que se va a comer el pan envenenado, y todos los caminos conducen al desastre. La película deja de lado muchos, si no todos, de los clichés que se espera terminar con una nota mítico / heroica.

Sakaridis, que hizo su propia edición, entrelaza las historias de una manera natural con la voz en off bien escritos. Uno de ellos señala la forma en que nadie quería sentarse en los bancos del parque hasta que fueron “ocupados” por parte de extranjeros. música Minos Matsas burbujas a través de la banda sonora, añadiendo a la atmósfera muy fina la cinematografía de Jan Vogel que hace hincapié en las personas en un paisaje.

——————————————————————————————————-

“Los refugiados son víctimas de un sistema corrupto organizado para destruir”

por Joseph Proimakis en Cine Europa

Descubierto en el Ágora, Amerika Square, el drama sobre los refugiados de Yannis Sakaridis, regresa a Tesalónica en busca del oro en la Competición Internacional

El drama sobre refugiados Amerika Square  de Yannis Sakaridis, familiarizado con el Festival Internacional de Cine de Tesalónica (que fue presentado a nivel mundial en Busan antes de dirigirse a Chicago) fue descubierto justo aquí, en el foro de coproducción Crossroads del Agora como un proyecto en busca de fondos. Tras esto, el director volvió al festival como competidor por el Alexander de Oro con su primer largometraje, Wild Duck [+], y casi una década después de su primera visita a Tesalónica, Sakaridis regresa con Amerika Square, tras pausarla durante una temporada, en busca del oro en la Competición Internacional.

Cineuropa: Presentaste Amerika Square justo aquí, en Tesalónica, hace poco menos de una década, pero tuviste que aplazarla y continuar con Wild Duck. Al retomar Amerika Square unos años más tarde, ¿pensaste que se trataba de una premonición de cómo se ha intensificado la crisis de refugiados o tuviste que actualizarla?

Yannis Sakaridis: Como nos encontramos en medio de la mayor crisis de refugiados y de desplazamientos de nuestra época, hemos tenido que actualizar parte de la historia. En 2008 la mayoría de refugiados que vivían cerca y alrededor de la plaza Sintagma eran sobre todo africanos. Cuando empezamos a investigar de nuevo en 2014, el partido de extrema derecha Amanecer Dorado había surgido y desaparecido, pero dejó su marca en la plaza. Hablamos con muchos sirios que nos dieron distintas perspectivas de lo que pasaba, en comparación con lo que teníamos en mente hacía unos cuantos años: la plaza se había convertido en una moderna Casablanca donde miles de personas buscan a algún contrabandista que les proporcione un pasaporte falso o un asiento en un camión o un barco, cualquier cosa que los lleve a Europa occidental.

Cuando retomaste  la película, introdujiste en el guion la novela de Yannis Tsirbas Victoria Doesn’t Exist para enriquecer el argumento con el movimiento social de extrema derecha que ha emergido recientemente. ¿Has investigado también la lucha de los refugiados por cruzar la frontera griega?

005La novela de Yannis Tsirbas da en el clavo: trata sobre un racista, Nakos, que quiere que su vecindario sea como en los años 80 cuando él era un niño: un barrio próspero, blanco y de clase media solo de griegos. Ahora, con 30 años, está en el paro y todavía vive con sus padres. De modo típicamente racista, echa la culpa a los inmigrantes de su desafortunada situación y piensa en un desagradable plan para solucionar su “problema”. Por otro lado, Tarek, inspirado en la historia real de una persona, se parece a muchos otros refugiados sirios que intentan escapar de la guerra cruzando el Mediterráneo. Llega a plaza Sintagma en búsqueda de uno de esos contrabandistas que se aprovechan de las desgracias ajenas, indiferente a su sufrimiento, e incluso en algunos casos, lo causan. Sin embargo, al mismo tiempo esas personas son la única puerta abierta a propósito por un sistema corrupto y bien organizado cuando se trata de bombear y destruir, pero completamente incapaz cuando se trata de rescatar y reparar.

El punto de vista político de tu película depende del delicado equilibrio entre la probabilidad, la desilusión y la acechante amenaza desprendida por el vulgar personaje de Nakos, el antirefugiados aspirante a asesino en masa. ¿Cómo pensaste en Makis Papadimitriou, un actor elegante y desenfadado, para hacer un papel tan oscuro?

Makis Papadimitriou es un genio cuyo trabajo he admirado siempre. Leyó la novela y cuando nos conocimos, analizó la historia y los temas incluso mejor que yo. Lo comprendió todo. El personaje, por el contrario, es muy cómico. Es una persona alegre y sensible, no solo maldad y oscuridad. Es un racista que en realidad oculta sus ideas, por ejemplo le asusta golpear a alguien o ser parte de un grupo neonazi. Le encantan las cualidades rebeldes y de rock de Billy (Yiannis Stankoglou) el tatuador con el que creció, ya que eran vecinos. Probablemente es el tipo de persona que votaría por Trump pero que nunca lo admitiría.

¿Crees que el éxito que está cosechando la película en los festivales internacionales será una carga cuando inicies un nuevo proyecto o esperas al veredicto del público griego cuando se estrene en cines?

Me encantaría que mis películas fueran un éxito tanto en los festivales como entre el público griego. El objetivo de esta obra es esbozar a unos personajes creíbles, en unos decorados reconocibles y sin perder la vista del panorama social.

¿Tienes alguna idea para tu próximo proyecto?

Me gustaría hacer algo en Asia, en India o Corea.

 

Anuncios